EL GRUPO DE TRABAJO

La historia de la Educación y de los sistemas educativos de Nuestra América es la historia de las reformas y contrarreformas. Si miramos los últimos 60 años puede advertirse que su mayoría han sido determinadas por la asunción de políticas educativas a escala regional y global diseñadas y coordinadas por organismos internacionales y/o países centrales que históricamente “transfieren” sus modelos educativos a otras regiones del mundo como fórmulas fundamentadas en los mitos de la modernidad eurocéntrico-capitalista: progreso, calidad e innovación, por decir algunos. 

Esta situación representa un grave obstáculo para la necesaria valoración de las transformaciones de la educación en la región, en el sentido que estas transformaciones reflejen que la educación pueda lograr la viabilidad y factibilidad de llegar a acometer, con probabilidades de éxito, la misión que cada nación de Nuestra América le ha asignado a la educación en su proyecto político, su modelo de Estado, en los marcos regulatorios nacionales y en los diferentes mecanismos de integración regional. 

Sin embargo, lo que hoy constatamos es que, la mayoría de las reformas  y contrarreformas emprendidas desde los años 70 hasta el momento, y los diversos intentos de pacto realizados, no han partido de un consenso previo sobre la situación real de los sistemas educativos y sobre los problemas fundamentales que le son propios de acuerdo a su desarrollo histórico, político, social, económico y cultural, sino que han sido producto del marco generado por la aceleración de la mundialización del capitalismo y de la globalización como geoestrategias de poder que impulsan cambios y transformaciones en las estructuras y dimensiones de los países, incluyendo las funciones del Estado respecto a la sociedad y su compromiso para garantizar el derecho a la educación. 

El análisis y la posible caracterización sobre la complejidad de estos procesos requiere de un esfuerzo sistemático de alcance geoestrategico y multidisciplinario regional, a fin de investigar el tránsito histórico, desde sus posible orígenes  hasta la actualidad, en y entre los impulsores de las reformas y contrarreformas educativas; con el propósito de hacer emerger sus continuidades y rupturas, tomando en cuenta las adecuaciones y puesta en marchas, así como de las resistencias existentes alrededor de ellas, con especial énfasis en su impacto en las políticas docentes.

A sabiendas que una gran cantidad de los estudios e investigaciones en el ámbito de la Educación Comparada en Nuestra América han sido desarrollos y/o propuestos desde organismos internacionales que mantienen agendas políticas definidas a partir de las cuales interpretan, visibilizan o no las realidades existentes tras las reformas  y contrarreformas que en materia educativa acontecen en nuestros países se hace necesario impulsar formas y metódicas, partiendo de la mirada crítica del conocimiento existente en la región y en el mundo de nuestro acontecer educativo, para lograr miradas situadas nuestroamericanas que surjan desde capacidades compartidas con alcance geopolítico y epistémico global.

De allí la propuesta de conformación de un Grupo de Trabajo de CLACSO, de composición abierta y como una suma convergente de iniciativas articuladas, que partiendo de una red de instituciones académicas nacionales, regionales e internacionales de ocho países (México, Nicaragua, Brasil, Venezuela, Cuba, Chile, Colombia y Argentina) y de otras instituciones, que recientemente han decidido conformar el Observatorio Internacional de Reformas Educativas con énfasis en Políticas Docentes, incluido por IESALC / UNESCO entre sus observatorios, puedan servir como instancia para la construcción de horizontes de sentido que contribuyan a promover, impulsar y expandir la educación pública, gratuita y de calidad en Nuestra Améri